sábado, 13 de abril de 2013

final de pavo real:
 recostado en la pared de mi olvido
con rictus de pobrecito, sin brillo,
sin quehacer de manos,
diletante y de rabillo
surfeando  una ola que se ahoga