miércoles, 24 de abril de 2013

No, nadie fue lo que decías
la boca siempre alerta para desenterrar sermones.
Fue muy larga la espera
"miren, mirenmé, soy el cortejo sin luz de los brillos ajenos.
Puedo representar la ofrenda, pero nada es verdad"
Lo que decías, memorizadas frases una y otra vez
y lo que fue:
un mal amor desvastando la tierra .
H.B